ActionsCall
La importancia de la inteligencia emocional para el Telemarketing

Categoría | Telemarketing

La importancia de la inteligencia emocional para el Telemarketing

Fecha - 09 Agosto 2022

Hoy en día, la inteligencia emocional juega un papel fundamental en la mayoría de las facetas de la vida. Y en especial, en el marketing, donde necesidades como reconocer nuestras propias emociones (y las de los demás), identificar los distintos estados emocionales o saber ajustar cada una de las emociones al contexto y situación, hacen que esta capacidad pueda marcar la diferencia en favor de nuestro negocio.  

Por ello, desde ActionsCALL, queremos trasladarte la importancia que puede llegar a tener la inteligencia emocional para el correcto desarrollo del telemarketing y de los distintos elementos que lo componen. ¡Sigue leyendo este artículo sobre la inteligencia emocional para conocer más sobre este tema! 

Marca diferencias en el ámbito social 

Es bien sabido que la inteligencia emocional es fundamental, no solo a nivel individual, sino también en el ámbito social. Porque no olvidemos una cosa: los seres humanos somos seres sociales y, por ello, necesitamos establecer relaciones sociales sólidas y crear vínculos entre cada uno de nosotros. 

Habilidades tan dispares como el liderazgo, la comunicación o la empatía son algunas de las piezas claves que forman todo este complejo puzzle conocido como inteligencia emocional. Por ello, saber tratar correctamente con aquellas personas que nos rodean nos permitirá luego crear relaciones sólidas con nuestros clientes, ayudándonos a incrementar la confianza entre ambas partes y obteniendo probablemente un resultado final más exitoso y personalizado. 

Adaptabilidad y proactividad 

Por mucho que queramos tener todo planificado y estructurado con cada cliente, siempre surgen imprevistos a solventar. Por ello, una de las capacidades fundamentales en cuanto a la inteligencia emocional en el telemarketing pasa por que sepamos adaptarnos a distintos entornos y circunstancias. 

Y no solo eso, porque otra de las habilidades fundamentales para establecer una mejor relación con el cliente requiere de una actitud proactiva para tomar el control de las diferentes interacciones que establecemos con él. Aquí el uso de la inteligencia emocional, con todas sus virtudes, debe ayudarnos a ofrecerle una mejor experiencia. 

Habilidad para escuchar 

Para comunicar correctamente hay que escuchar atentamente. Está claro que si, como oyente, logras percibir el tono, la velocidad o el volumen de quien te habla, la comunicación va a ser más directa y personalizada. Por ello, la importancia de dejar que hable el cliente es de vital importancia, tanto cuando la conversación es presencial, como cuando esta es telemática. Y no solo hay que hacerlo, también demostrarlo. ¿Cómo? Dando señales de que estamos escuchando. 

Desarrollo del coeficiente emocional 

Debido a la creciente importancia que tiene en la sociedad actual la inteligencia emocional, cada vez son más las empresas que centran su actividad en los cinco rasgos fundamentales que definen la inteligencia emocional: 

  • Autoconciencia: es la habilidad de reconocer los diferentes estados de ánimo que tenemos, además de nuestras capacidades. Así, dominar este aspecto nos ayudará a saber qué efectos tienen nuestras emociones, tanto en nosotros mismos, como en los demás. 
  • Autorregulación: es la capacidad de controlar, racionalmente, los impulsos y emociones que van surgiendo antes de actuar. 
  • Empatía: es la capacidad de percibir los sentimientos, pensamientos o emociones de las demás personas, para actuar en consecuencia. 
  • Motivación: es fundamental que exista una pasión por la labor que desempeña cada persona, más allá de los ingresos económicos o la reputación que se consiga. Tener energía y pasión es básico para perseguir y alcanzar metas. 
  • Habilidades sociales: Aquí entra en juego la habilidad de saber hablar y escuchar, ya que esta es la capacidad de relacionarse y establecer vínculos interpersonales. 

Conoce a tu cliente para trabajar por el bien común 

Tener la capacidad de entender las emociones de las personas que nos rodean es de vital importancia para cualquiera que forme parte de una organización. Y es que, el desarrollo correcto de la inteligencia emocional propicia que se desarrollen, a su vez, las habilidades y capacidades necesarias para sintonizar correctamente con el cliente. 

Tener un mayor desarrollo emocional repercutirá directamente en la relación con el cliente, abriendo la puerta además a que nosotros seamos más eficientes en nuestro trabajo a la hora de intentar resolver sus problemas. Porque conociéndole y siendo capaces de ponernos en su piel podremos valorar mejor el alcance de la situación para actuar de la manera más conveniente posible. 

En definitiva, contar con las capacidades y aptitudes necesarias para establecer una buena relación emocional con otra persona es fundamental para ofrecer un buen servicio al cliente. Por eso, a la hora de diseñar tu estrategia de telemarketing, no olvides tener muy en cuenta la inteligencia emocional, porque humanizará tu servicio y, a buen seguro, te ayudará a fidelizar a tu público.  

 

Te recomendamos: 

ActionsCALL

Tu opinión nos interesa

Comentarios

5 consejos para un outsourcing de éxito en telemarketing

Outsourcing

5 consejos para un outsourcing de éxito en telemarketing

Fecha - 27 Septiembre 2022

La importancia de saludar y despedirse en el telemarketing

Telemarketing

La importancia de saludar y despedirse en el telemarketing

Fecha - 20 Septiembre 2022

Razones para seguir contando con el teléfono como canal de Marketing

Telemarketing

Razones para seguir contando con el teléfono como canal de Marketing

Fecha - 13 Septiembre 2022